Procedimientos



.

PROCEDIMIENTO: PRINCIPIOS Y GARANTÍAS


A través de este procedimiento específico, todas las personas que formen parte de la plantilla, independientemente del tipo de contrato, incluyendo a todas aquellas otras que sin ser empleados presten servicios para la misma, proveedores o incluso clientes, disponen de un cauce para formular las denuncias o reclamaciones que se susciten en materia de acoso, con garantías de privacidad y objetividad.

El procedimiento se iniciará por medio de denuncia que podrá presentar tanto la persona agraviada como la propia dirección, mandos intermedios, representantes del personal e incluso los propios compañeros o compañeras de trabajo de la presunta víctima de acoso que tengan conocimiento de los actos.

La celeridad es una condición ineludible para garantizar el carácter preventivo del procedimiento por lo que, recibida la denuncia, la tramitación se realizará de forma urgente, tanto para poner fin cuanto antes a la conducta de acoso y mitigar los posibles efectos sobre la víctima, como para no perjudicar los intereses de la persona denunciada. En todo caso, la resolución de las reclamaciones o denuncias que se tramiten, no superará los 15 días naturales.

Se garantizará la confidencialidad, tanto del contenido de la denuncia como de todas las actuaciones seguidas en el esclarecimiento de los hechos o actitudes denunciadas.

El que sea una entidad externa a la empresa la encargada de recibir la denuncia e impulsar el procedimiento, garantiza la imparcialidad y neutralidad como principios inspiradores del mismo.

En todo el proceso se mantendrá el respecto a una confidencialidad estricta, no sólo de la presunta víctima sino también de la persona objeto de la acusación. En consecuencia, todos los participantes en el mismo están obligados a guardar absoluta confidencialidad y secreto sobre las circunstancias y hechos que a través de aquél conozcan.

En cuanto a los datos recogidos en el proceso, se estará a lo dispuesto en la normativa sobre protección de datos de carácter personal (L.O. 3/2018 sobre Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales).

Se garantizará asimismo el respeto a la intimidad y dignidad tanto de la víctima de acoso, como de todas aquellas personas implicadas en el procedimiento.

Se procurará la protección de la víctima durante la tramitación, tanto para evitar de inmediato que la presunta situación de acoso se mantenga, como para preservar su seguridad y salud, adoptando al efecto las medidas cautelares o correctoras necesarias en función de las circunstancias personales y laborales que concurran, brindando el apoyo necesario para lograr su total restablecimiento y evitando cualquier tipo de represalia.

Se asegurará que las personas que intervengan en calidad de testigo o faciliten información, no sean objeto de intimidación, persecución, discriminación o cualquier represalia o acto hostil que pueda disuadirlos de declarar sobre los hechos y circunstancias que han presenciado.

Si el acoso laboral se produjese entre personas trabajadoras de esta empresa y de una empresa externa que actúen en el mismo lugar o centro de trabajo, se pondrán en marcha los mecanismos de coordinación previstos en el art. 24.1 L.P.R.L. y el R.D. 171/2004.

En todo caso, siempre será potestad de la persona denunciante acudir a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social o a la vía judicial, de forma paralela o al finalizar el presente procedimiento, para lo cual se le proporcionará la información oportuna.

Scroll hacia arriba